museo del helado

Abrió por primera vez sus puertas en Nueva York en formato pop-up, y tras su éxito se trasladó a Los Ángeles, San Francisco y Miami Beach, donde está ubicado en la actualidad hasta el 29 de Marzo. Se trata de un espacio itinerante en el que el visitante asiste a una recreación de formas, colores y sensaciones asociados al helado y los dulces, que hacen las delicias de los más golosos.

Desde su inauguración, hace un año, más de medio millón de visitantes de todas las edades y partes del mundo han disfrutado creando sabores, experimentando texturas y degustando, como no, alguna de sus variedades.

Si lo visitas, podrás encontrarte con una sala llena de ventiladores en forma de cucurucho, un techo donde cuelgan 2.500 polos de helado de colores, columpios en forma de plátano y cereza, una enorme piscina de golosinas, entre otras muchas cosas.