kakigori 2

Existen dos tipos de helados japoneses: uno cremoso, elaborado al estilo occidental pero con sabores extraños, picantes y amargos que se usan como digestivo, como té matcha y el jengibre; y otro más característico de Japón, el kakigori, descrito como "hecho de nieve" por algunos especialistas y que se acerca al sorbete o incluso al granizado.

La base de los kakigori, es el hielo hecho de agua vitalizada. La textura de los kakigori es super refrescante y crujiente, una explosión de sabor en la boca. Lo especial de estos helados es precisamente la textura con la que se corta el hielo, mas fina que un sorbete.

Los kakigori saben a lo que cada uno le ponga encima. Puede ser siropes de frutas naturales: fresa, coco, mango, limón, mora, cereza, maracuyá, naranja, albaricoque, sandía, melón, piña, manzana, plátano... Luego están los de té matcha, piña colada o jengibre y limón. Eso sí, existe la opción de añadir leche condensada por encima o anko, una mermelada de judías roja típica de los postres japoneses. El color intenso de cada helado lo pone el sirope de frutas, que hace que el resultado sea muy llamativo.

Los helados en Japón suelen consumirse de postre pero no tienen un horario fijo. También pueden tomarse tipo refresco para saciar la sed y refrescarse en verano.