helado fresa otro

Con los postres pasa como con los miles y millones y trillones de platos que preparamos cada Navidad…., luego quedan las sobras que no sabes qué hacer con ellas pero no quieres tirar…

Si tienes tres o cuatro tarrinas de helado de diferentes sabores en el congelador, y ya no te ves capaz de pasar una noche más cenando dulces…, te vamos a dar unos trucos de cómo utilizar estos restos y que te sepan a gloria sin tener remordimiento de conciencia porque ya ha pasado una semana desde que terminó la Navidad.

Mezclar con café, té, chocolate o zumos. Dependiendo de los sabores que tengas, puedes echarle una cucharada al café o el té de la mañana, o en el zumo de naranja o incluso en chocolate caliente…. buenísimo.

Ahogarlo en alcohol. Si te gusta algún licor en particular que suelas tomar de vez en cuando en la sobremesa de fin de semana o alguna cena o celebración en casa, no lo dudes y prueba, la mezcla del helado dulce con algunos licores te puede sorprender.

Batirlo con frutas, esto si que es una delicia, mezclar el helado con frutas y batirlo hasta que quede cremoso, lo puedes hacer con leche, con bebida de soja e incluso con agua.