Maridar helado y vino

En estas fechas en las que estamos deseando probar cosas nuevas y sobre todo fresquitas, podemos aprovechar para vivir una original experiencia gastronómica maridando helado y vino.

Se puede siempre que escojamos el vino idóneo, tiene que ser un vino de sabor intenso, ya que la baja temperatura del helado altera las papilas gustativas y no nos permite apreciar bien todos los matices del vino, y que no sea muy dulce para detectar mejor el sabor del helado.

Para los helados con sabores afrutados, recomiendan vinos espumosos, mientras que si los helados son de sabores más consistentes como chocolate, galletas o turrón, escogeremos un rosado o un tinto con matices de frutos rojos, que produce una mezcla de sabores muy recomendable.

Y tenemos todos estos sabores y gustos en nuestra Heladería de la calle Huertas de Madrid!