Torrijas

Aprovechando la Semana Santa, queremos hablaros de la gastronomía típica de estas fechas. Las costumbres culinarias de Pascua, han pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días. Y es que la Semana Santa siempre nos trae nuestras famosas y apreciadas torrijas, hoy te contamos algo más sobre ello.

Se elaboran a base de pan duro, huevos, azúcar, leche o vino y comenzaron a preparase para favorecer la recuperación postparto allá por los años 1600. En un principio las torrijas se preparaban con rebanadas de pan de pequeño tamaño, y se servían acompañadas de una copita de vino. Comenzaron a incluirse en la Cuaresma para compensar los períodos de abstinencia de algunos alimentos.

Las torrijas se asocian a tiempos difíciles y de estrecheces económicas, en las que disponer de un elemento barato y asequible como los restos del pan permitían poder comer algún dulce de vez en cuando sin gastar mucho.

Pero ya en nuestros tiempos, las torrijas se toman con helados de todos los gustos, con vainilla, con fresa, con chocolate,... un sinfín de sabores con los que acompañar este postre tan típico de nuestra Semana Santa.