Giuseppe Ricci nace en 2003, fruto de la ilusión de un proyecto pensado por sus socios italianos y españoles, que decidieron fusionar el proceso de fabricación artesanal de los antiguos maestros heladeros italianos, con las tendencias más actuales en cuanto a sabores y necesidades específicas de los amantes del helado.

Así, seleccionando cuidadosamente cada producto y pensando con mimo en cada uno de ellos, se abre Giuseppe Ricci en el Barrio de las Letras de Madrid.